Jupiter

Contacte a Agresivos y Dinámicos Abogados en Jupiter

Jupiter es una localidad ubicada en el Condado de Palm Beach, Florida, con una población de más de 50,000 habitantes. En 2012 fue clasificada por la publicación Coastal Living Magazine entre las 10 Ciudades Costeras Más Felices en los Estados Unidos. Jupiter es sede de los Miami Marlins, una equipo de beisbol de las Ligas Mayores, y también alberga las instalaciones de entrenamiento de la temporada primaveral de los Cardinals de St. Louis. Aquí las personas pueden asistir a las carreras de caballos en el Palm Beach International Raceway, mientras que otro punto de interés es el faro Jupiter Inlet Lighthouse, que fue terminado en 1860. Cada año, un número de residentes y visitantes en esta comunidad sufren lesiones inesperadas. Las personas que han caído víctimas de un accidente en Jupiter deberían hablar con los experimentados abogados de lesiones de Frankl & Kominsky para comenzar a buscar una compensación. Manejamos todo tipo de casos de lesiones personales, incluyendo choques automovilísticos, accidentes de motocicleta, choques de motocicleta, lesiones laborales, negligencia médica, productos defectuosos, resbalón y caída, y más.

Buscar una Compensación A Través de una Demanda por Negligencia

No importa cómo resultó usted herido, la responsabilidad legal dependerá de los culpables. Si otra persona o entidad fue responsable por el accidente, la víctima puede levantar una demanda por negligencia para buscar una indemnización por sus lesiones. Una demanda exitosa consiste en demostrar que el demandado violó la obligación de diligencia debida a la víctima, lo que finalmente causó el accidente y las lesiones y daños resultantes.

La obligación de diligencia es el deber implícito para con los demás miembros de la sociedad de tomar las precauciones razonables en la propia conducta y evitar riesgos de daños previsibles. Las precauciones razonables consisten en comportarse como se comportaría una persona prudente en una situación similar. Por ejemplo, el típico conductor de automóvil que no se pasará una luz roja porque representaría una acción peligrosa e irresponsable. Por lo tanto, un chofer que sí lo hace, probablemente habrá violado la obligación de diligencia debida a las otras personas que comparten el camino.

Alguien que presenta un caso de negligencia deberá demostrar no sólo que el demandado violó la obligación de diligencia, sino que esa violación fue la causa directa e inmediata de las lesiones de la víctima. En otras palabras, las acciones negligentes del demandado deben ser la causa del accidente, y debe haber sido previsible que el accidente sería el resultado de la conducta del mismo.

En algunos casos, la prueba de que alguien quebrantó un estatuto es suficiente para demostrar que violó la obligación de diligencia. Por ejemplo, las leyes limitan el nivel de alcohol que las personas pueden tener en su sangre cuando conducen. Si una persona maneja con un nivel de alcohol que excede los límites legales y lesiona a un tercero, automáticamente se considerará que violó una obligación legal independientemente de si de hecho iba conduciendo con cuidado. Sin embargo, esta regla sólo aplica si el daño es del tipo que la ley está diseñada para prevenir, y que la víctima está en el grupo de personas para quienes la ley está hecha para proteger.

Explore sus Opciones Legales Con Abogados de Accidentes en Jupiter

Si usted ha resultado lesionado por la negligencia de un tercero, es importante tener a su lado una representación jurídica efectiva. En Frankl & Kominsky, nuestros tenaces abogados de accidentes están comprometidos a ayudar a las personas lesionadas en Jupiter y en otras áreas de Florida del Sur. Nuestra firma cuenta con una extensa experiencia en seguir demandas por negligencia, las que llevaremos ante la corte si fuera necesario.

Nos enorgullece conocer a nuestros clientes y los hechos de sus casos. Usted puede esperar el máximo respeto y compasión de todo nuestro personal. Para saber más sobre sus opciones, puede contactarnos en línea o llámenos sin costo al 1-855-800-8000. Hablamos con fluidez español y criollo.