Pompano Beach

Consulte a Expertos Abogados de Lesiones en Pompano Beach

Más de 100,000 personas viven en Pompano Beach, ciudad ubicada en el Condado de Broward, Florida. Asentada en la costa del Océano Atlántico, ha sido nombrada por CNN y el Wall Street Journal, uno de los mercados inmobiliarios más importantes del país. Los empleadores más grandes de la comunidad incluyen al Parque Pompano, el Ayuntamiento de Pompano Beach, y la Oficina del Alguacil del Condado de Broward. Los lugares para encontrar actividades de esparcimiento en el área abarcan desde el Isle Casino & Racing Pompano Park, hasta el Country Club Palm Aire y el Centro Acuático Pompano Beach. A pesar de estos agradables alrededores, un número de personas en esta ciudad caen víctimas de accidentes. Si usted ha resultado lesionado en Pompano Beach por la negligencia o el delito de un tercero, los expertos abogados de lesiones de Frankl & Kominsky pueden ayudarle a reclamar la compensación que necesita para recuperarse. Representamos a personas comunes y corrientes en prácticamente todo tipo de asuntos de lesiones personales, incluyendo choques automovilísticos y de camión, desastres de motocicleta, negligencia médica, casos de responsabilidad de predios, demandas por productos defectuosos, y más.

Inicie una Acción Legal para Proteger Sus Derechos

Si usted ha resultado lesionado por un accidente de carretera, un resbalón y caída, o un producto defectuoso, podría levantar una demanda por negligencia contra la persona o compañía responsable. La negligencia significa simplemente que una persona no se está comportando tan responsablemente como debería en una situación determinada. Los elementos que una víctima debe demostrar para ganar este tipo de demandas son:

  • El demandado tenía la obligación de diligencia que consiste en actuar como lo haría una persona normal en las mismas o similares circunstancias;
  • El demandado violó esta obligación de diligencia;
  • Esa violación provocó lesiones a la víctima que no hubieran sucedido sin esa violación; y
  • Surgieron daños reales por esas lesiones.

Un ejemplo de una situación que podría llevar a una demanda por negligencia es el del dueño de una tienda que no limpia comida derramada que después provoca que un cliente resbale y caiga. Sin embargo, si el propietario coloca un letrero cerca del derrame advirtiendo a los visitantes de la condición peligrosa, podría existir una responsabilidad menor o no existir en absoluto si alguien resulta lesionado en el área. Esto se debe a que la tienda ya advirtió a los visitantes sobre el riesgo, que así se hizo notorio y obvio.

Florida acata la regla de la negligencia comparativa, lo que significa que la cantidad por indemnización de una víctima podría verse reducida por la parte proporcional de su culpa. Por ejemplo, si una persona lesionada fue un 20 por ciento responsable por el accidente, tendrá derecho a no más del 80 por ciento de compensación por los daños surgidos en él. En un sistema de negligencia comparativa, más de una persona podría ser parcialmente responsable de un choque automovilístico, o por un accidente de resbalón y caída. Si este es el caso, y más de una aseguradora está involucrada, las cosas pueden complicarse rápidamente. Si usted ha estado en un accidente donde su aportación podría cuestionarse, no debe dudar en consultar a un abogado que comprenda los diferentes matices que tiene la ley.

Abogados de Accidentes en Pompano Beach Hábiles para Reclamar Indemnización

Si usted ha resultado lesionado por la negligencia de un tercero, no hay nada comparable a tener de su lado una dedicada representación jurídica. En Frankl & Kominsky, nuestros abogados de accidenes en Pompano Beach están comprometidos a ayudar a víctimas de todo tipo de lesiones. Nuestra firma tiene años de experiencia manejando casos de lesiones personales, y sabemos lo que se necesita para probar una demanda por negligencia. Usted puede esperar el máximo respeto y profesionalismo de todo nuestro personal. Para programar una evaluación gratuita de caso, usted puede contactarnos en línea, o bien, llámenos sin costo al 1-855-800-8000. Hablamos español y criollo.