Mordeduras de Perros en Pompano Beach

Para muchas personas en Pompano Beach, los perros son parte de su vida. Los perros acompañan a sus dueños a restaurantes, a tiendas, a la playa, a paseos y a casi cualquier otro lugar. Muchos residentes de Pompano Beach consideran a los perros como una parte de su familia, y muchos no dan un segundo pensamiento en ver un perro en un parque, en un campo de fútbol u otro lugar en Pompano.

Los perros son animales y pueden atacar a los seres humanos, causando lesiones graves. Una mordedura menor puede causar heridas que requieran puntadas, y que causan daño a el nervio, huesos quebrados, o infección. Un ataque más grave por parte de un perro puede causar lesiones extremas, incluyendo lesiones cerebrales y daños que requieren cirugía plástica para corregir. Los ataques de algunos perros, varios perros a la misma vez, o contra niños pequeños pueden causar la muerte.

Un abogado con experiencia en casos de mordeduras de perro, como Frankl & Kominsky, puede ayudar a las víctimas de un ataque de perros en Pompano Beach y a entender sus opciones legales ya obtener compensación por sus pérdidas.

Estadísticas de la mordedura de perro

A las misma vez que los perros se han convertido en una parte de nuestra vida cotidiana, las mordeduras de perro también han aumentado. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), hay aproximadamente 4,5 millones de mordeduras de perros cada año en los Estados Unidos. El CDC informa que 1 de cada 5 mordeduras se infectan. Algunas mordeduras pueden ser extremadamente graves. En el 2015, más de 28.000 estadounidenses tuvieron cirugía reconstructiva debido a mordeduras de un perro. Las lesiones relacionadas con los perros representaron más de un tercio de todas las reclamaciones civiles en las compañías de seguro de propietarios en el 2016, costando más de 600 millones de dólares, según el Instituto de Información de Seguros. Las víctimas de mordeduras sufren más de $ 1 billon en pérdidas monetarias anualmente, de acuerdo con JAMA, que señala que este número puede llegar a ser tan alto como $ 2 billones.

Mordeduras de perro y la ley

La ley de la Florida protege a los residentes y huéspedes de Pompano que incurren pérdidas médicas y otras pérdidas debido a una mordedura de perro, cuando no tienen la culpa. El Estatuto 767.04 dice específicamente, "El dueño de cualquier perro que muerda a cualquier persona mientras que esa persona está en o en un lugar público, o legalmente en un lugar privado, incluyendo la propiedad del dueño del perro, es responsable por los daños sufridos por las personas mordidas, independientemente de la viciosidad anterior del perro o el conocimiento de los dueños de tal viciosidad. "

En otras palabras, si usted o un ser querido ha sufrido un ataque de un perro, puede tener derecho legalmente a una compensación. Legalmente, la víctima de un ataque de perro puede ser capaz de recuperar los gastos médicos y sus salarios perdidos, y puede ser elegible para daños monetarios por trauma, dolor, y sufrimiento. La compañía de seguros del dueño del perro puede ser requerida a que compense a las víctimas de ataques del perro, si ocurren en público o en propiedad privada.

Frankl y Kominsky pueden ayudar

Las víctimas de ataques de perro en Pompano Beach necesitan un abogado con experiencia en casos de ataque de perros. Frankl & Kominsky tiene años de experiencia representando a víctimas de mordeduras de perro y otros ataques relacionados con perros en Pompano Beach, así como en otras localidades del sur de la Florida. Sabemos que un ataque de perro es traumático, y requiere experiencia especial para tratarse con las compañías de seguros y otras personas interesadas. Trabajamos para asegurar que nuestros clientes reciban la compensación que merecen cuando se trata de mordeduras de perros u otros casos de lesiones personales. Si usted o un miembro de su familia ha sufrido una mordedura de perro o ataque de perro en Pompano Beach u otras áreas del sur de la Florida, llámenos hoy para una consulta confidencial gratuita. Llame al (855) 800-8000, o contáctenos en línea. Hablamos Español y Creole.